La importancia del desarrollo de la paciencia en los niños

En los años 60 y 70, un psicólogo de Standford llamado Walter Mischel llevó a cabo algunos experimentos sobre el desarrollo infantil y la paciencia. Estos experimentos son conocidos como el experimento de los caramelos.   

En los experimentos de Mischel, se daba a los niños caramelos. A continuación se les decía que el adulto iba a salir de la habitación, y que si no se comían el caramelo mientras el adulto no estaba en la sala, se les daría de nuevo un caramelo. Si el niño se comía el caramelo antes de que el adulto regresase, no tendría un segundo caramelo.

Pero, ¿por qué era tan importante ver si el niño se comía el caramelo o no? Mischel estaba tratando de ver si había alguna conexión entre los niños que son capaces de retrasar el placer para obtener beneficios a largo plazo. Comer ahora un caramelo, o tener dos después. El estudio de Mischel demostró que los niños que eran más pacientes y capaces de esperar las recompensas del futuro también tuvieron un mejor rendimiento en la escuela, eran menos propensos al sobrepeso y tenían, de media, una educación superior a los niños que no pudieron esperar y se comieron el primer caramelo.

El estudio de Michel demostró que los niños que se sacrifican a corto plazo para obtener beneficios a largo plazo tendrían más éxito en el transcurso de sus vidas.

Prittworld y expertos en educación han desarrollado diferentes proyectos de manualidades con diferentes niveles de dificultad. Estos proyectos están diseñados para enseñar a los niños varias habilidades, una de ellas es la paciencia. Las manualidades requieren saber esperar para que el adhesivo se seque, recolectar todos los materiales y recortar con cuidado todas las páginas. Todas las actividades requieren tiempo y paciencia. Cuanto más se impliquen los niños en las actividades manuales, más desarrollarán su paciencia.

Únete a nuestra conversación en la página de Facebook “Educar, pegar, volar con Pritt” y comparte tus impresiones.